fbpx

Quiero poner mi piso en alquiler, ¿por dónde empiezo?

Contenido
    Add a header to begin generating the table of contents

    Si eres propietario de una vivienda y quieres sacarle la máxima rentabilidad, estás en el lugar adecuado. Te explicaremos qué tipos de alquileres existen y cómo llevarlos a cabo, para que elijas la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

    Alquiler tradicional

    El alquiler tradicional es la forma más utilizada de sacar al mercado una vivienda. La creciente demanda de alquiler (especialmente en las grandes ciudades) y la seguridad jurídica hacen que muchos propietarios se decanten por esta vía para obtener un ingreso pasivo durante un largo plazo. Sin embargo, existen ciertos riesgos que pueden hacer que alquilar tu vivienda se convierta en un quebradero de cabeza. Además, con la reciente modificación de la Ley de Arrendamientos Urbanos en 2019, el inquilino no puede ser expulsado de la vivienda durante los primeros 5 años, por lo que es muy importante evaluar no sólo la solvencia, sino también la personalidad y los hábitos del inquilino, además de exigir garantías, para llevar a cabo una relación contractual satisfactoria para ambas partes. No tengas prisa por alquilar tu vivienda, merece la pena esperar hasta dar con el inquilino perfecto para ti. La tranquilidad es lo que más se busca.

    Alquiler temporal

    En muchas ocasiones, los inquilinos buscan una vivienda para un tiempo concreto, como estudiantes o trabajadores que en verano vuelven a su lugar de origen. La particularidad de esta modalidad de alquiler es que no es de aplicación la Ley de Arrendamientos Urbanos (que otorga mayor protección al inquilino), sino lo establecido entre las partes con arreglo al Código Civil.

    ¡Ojo! No se puede hacer firmar un contrato de arrendamiento temporal a un inquilino que quiere una vivienda permanente, como forma de evitar la prórroga obligatoria hasta los 5 años. Es necesario justificar la temporalidad de la estancia mediante, por ejemplo, la matrícula de la universidad o un contrato laboral temporal.

    Tributación

    Los ingresos percibidos por alquiler de vivienda se califican como rendimientos de capital inmobiliario. Si se trata de la vivienda permanente del inquilino, tendrás derecho a reducir en un 60% su rendimiento neto y el alquiler está exento de IVA.

    Alquiler por habitaciones

    El alquiler por habitaciones conlleva más trabajo (y problemas), pero puede ser más rentable. La clave en este caso es adecuar la vivienda para que permita llevar una vida independiente a cada inquilino. La luminosidad, el buen olor y la privacidad (habitaciones con cerradura) son importantes, y se pueden incluir extras como una pequeña nevera, un escritorio (para estudiantes) y una Smart TV en cada habitación. Aunque suponga un gasto, la garantía de que los inquilinos vayan a estar cómodos bien lo merece.

    Un punto problemático suele ser el de los suministros (agua, luz, WiFi…). Nuestra recomendación es ofrecer las habitaciones con gastos pagados, e incrementar el alquiler si lo consideras pertinente. Ahorrarás discusiones entre los inquilinos por ver quién ha gastado más.

    Regulación y tributación

    La jurisprudencia no tiene claro que el alquiler por habitaciones se considere vivienda permanente (aunque el plazo establecido sea superior a 1 año), por lo que la Ley de Arrendamientos Urbanos y todo lo concerniente a la fianza, los derechos y obligaciones de las partes, etc. no es de aplicación, sin perjuicio de lo que se pacte entre las partes conforme al Código Civil.

    Sin embargo, si el arrendamiento es superior a 1 año sí que cabe la reducción del 60% sobre el rendimiento neto y la exención del IVA.

    Alquiler turístico

    En los últimos años y gracias al auge de plataformas como AirBNB o Booking, el alquiler turístico se ha erigido como alternativa al alquiler tradicional para obtener mayor rentabilidad. Sin embargo, en la actualidad es un tema controvertido debido a la dificultad que experimentan los residentes de ciertas ciudades para encontrar un piso donde vivir, por lo que las administraciones han puesto el ojo en los pisos turísticos y ya exigen ciertos requisitos y garantías en cuanto a seguridad, limpieza, etc. multando severamente a quienes alquilen un piso de forma vacacional sin licencia

    Por otra parte, la normativa en este ámbito es diferente en cada Comunidad Autónoma y también existen particularidades en cuanto a la fiscalidad, al ser una actividad económica. Por ello, hablaremos de ello más adelante de forma más detallada y te daremos consejos para obtener la máxima rentabilidad.

    En definitiva, ya tengas un piso vacío al que quieras dar uso sin venderlo o quieras comprar una vivienda como inversión, tienes varias opciones que dependerán del tiempo que le quieras dedicar y la rentabilidad que quieras obtener. En AKAU EMOCIONES INMOBILIARIAS nos adaptamos a tus necesidades para que no te tengas que preocuparte de nada, por lo que ¡llámanos sin compromiso y descubre todos los servicios que ofrecemos!

    Sí, ¡quiero sacarle el máximo partido a mi vivienda!

    Últimas noticias

    Nuevas propiedades

    Ir arriba